Importancia de la ansiedad pre-maratón

Cuando se aproxima la fecha de la competición y a medida que esta se acerca aumenta nuestra inquietud. Aunque, ¿puede ser que, el conflicto bélico que vivimos, nos haga disipar esta inquietud por los acontecimientos?

La ansiedad cognitiva suele ser más alta cuando se mide entre uno y cuatro días antes de la competición que cuando se mide en la hora anterior al  inicio de ésta (al contrario que la ansiedad somática), quizá porque en ese período los deportistas tienen más tiempo para preocuparse por su rendimiento en la competición y en este «tiempo de espera» es más probable que surjan dudas.

Continuamente oímos hablar de la ansiedad, stress, tensión pero ¿Qué es?. La ansiedad es la más universal de las emociones y tiene multitud de sinónimos nerviosismo, inquietud…. la experiencia vital que la acompaña es descrita, por las personas que la padecen de forma intensa, como angustiosa

¿Cómo nos afecta a los corredores de maratón?

Tenemos que considerar la ansiedad excesiva pre-competición como una interferencia ante el rendimiento. Supongamos que un atleta, perfectamente preparado y entrenado físicamente, dos días antes de la competición tiene problemas para conciliar el sueño y duerme pocas horas, especialmente el día anterior (este fenómeno comienza en muchas personas la semana anterior), está claro que el rendimiento el día de la prueba se resentirá con toda probabilidad. Sin duda es la ansiedad excesiva, en el atleta maratoniano, un gran enemigo a batir. Es necesario que nuestros niveles de ansiedad se mantengan dentro de unos márgenes tolerables.
Pasemos, a continuación, a enumerar algunas manifestaciones de ansiedad en los tres sistemas de respuesta humana:

RESPUESTAS COGNITIVAS (PENSAMIENTO).- Preocupación, inseguridad, miedo o temor, aprensión, pensamientos negativos (incapacidad. inferioridad).

RESPUESTAS MOTORAS.- Hiperactividad, paralización motora, conductas de evitación de situaciones.

RESPUESTAS FISIOLÓGICAS.-

– Síntomas cardiovasculares: palpitaciones, pulso rápido, accesos de calor…
– Síntomas respiratorios: sensación de sofoco, ahogo, respiración rápida y superficial, opresión torácica.
– Síntomas gastrointestinales: náuseas, vómitos, diarrea, aerofagia, molestias intestinales.
– Síntomas genitourinarios: micciones frecuentes.
Cada persona tiene un perfil de manifestaciones de ansiedad distinto y en función del grado y severidad del mismo, existen distintas estrategias psicológicas para manejarla, todas ellas posibilitan al sujeto, una vez entrenado por el psicólogo, afrontar de forma exitosa la ansiedad excesiva pre-competición.

– Sensación de verse con más peso: Es una realidad que no nos debe deprimir, ya que la sobrecarga de hidratos de Carbono nos valdrá para afrontar con más garantía la última parte del maratón, con la combustión de las grasas.

Las técnicas psicológicas de manejo de ansiedad se centran en cada uno de los sistemas de respuesta (cognitivo, motor y fisiológico), existiendo en la actualidad un buen número de ellas. La reestructuración cognitiva (detección y sustitución de pensamientos irracionales y/o distorsionados) y la relajación son dos de ellas. Todas ellas tienen como denominador común el que es necesario tomarlas como parte del entrenamiento y practicarlas de forma regular.

Maraton NY

La ansiedad previa a la maratón tiene varios factores que la definen:

– No son tantas las posibilidades que se presentan para correr este tipo de carreras, si las comparamos con la cantidad de eventos de 10K, el porcentajes es mínimo.

– Haberse preparado y entrenado durante el tiempo que requiere este evento, no garantiza lograr el objetivo, es una distancia dura, que nos puede jugar una mala pasada.

– Los entrenamientos deben ser continuos y por momentos pueden ser extenuantes, es difícil no sentirse desmotivado por momentos y sentir que nunca lograremos llegar a donde queremos.

– Lamentablemente, cualquier contratiempo que puedas tener en esta carrera, puede implicar el fin de la misma. Una ampolla en el kilómetro 20, puede hacer que tengamos que dar un paso al costado.

– Por último el clima, y los factores externos como la lluvia, el calor, el viento, que son elementos que no podemos dominar ni predecir.

Siempre es bueno entender lo que nos pasa, saber cuál es nuestra realidad y evitar somatizar por otras vías, día tras días la situación se vuelve más compleja, pero no debemos dejar que nos venza.

Advierte a tu familia y amigos que puede que estés un poco más susceptible antes de una carrera. Es probable que los que te rodean sean más comprensivos cuando entiendan lo importante que es para ti. “Saber que están preparados para perdonar y olvidar puede reducir tu nivel de estrés”. El mero acto de verbalizar tu ansiedad puede ayudarte a procesar mejor tus emociones.

El stress puede servirnos como impulso para conseguir lo que queremos, pero no debemos dejar que acentúe nuestras lesiones, sabemos que al estar bajo mucha presión, las defensas bajan existiendo lo que se denomina “Open Windows” (puerta abierta a las infecciones) .

El reto más difícil del entrenamiento para el maratón  es para muchos de ellos el periodo de descanso, el Tapering.

Para comprender mejor este fenómeno, Kamphof entrevistó a 21 corredores de maratón en 2012 e identificó dos tipos distintos. Un grupo, los ‘reductores de kilómetros positivos’, se sentían energizados, rejuvenecidos y confiados y eran capaces de interpretar su nerviosismo previo a la carrera como una señal de que estaban ansiosos por competir. Los otros, los ‘reductores de kilómetros negativos’, se sentían atormentados por la ansiedad y la incertidumbre e incluso ponían en duda el valor de la reducción progresiva de kilómetros. El hallazgo más interesante fue que una actitud positiva conllevaba unos mejores resultados mientras que una actitud negativa a menudo suponía una mala experiencia durante la carrera.

“Si te preguntas por la utilidad del periodo de descanso, puedes estar interfiriendo con el proceso de recuperación”.

Los corredores que lo afrontan con una actitud positiva y mantienen la confianza en los beneficios del descanso son más propensos a empezar la carrera sintiéndose más frescos.

Querer hacer tu mejor marca está bien pero supone mucha presión. Sentirte mentalmente fresco te permite rendir mejor. Has de saber reconocer la diferencia entre estar preparado y estar obsesionado.

Por paradójico que parezca, los ataques de pánico son resultado del miedo. A veces los sucesos estresantes provocan determinadas reacciones, activándose determinadas respuestas, propias de la ansiedad.

Como resultado de dicha activación, aparece esa respuesta del estrés, con sus correspondientes síntomas. Si ocurre que interpretamos esos síntomas de forma errónea, y pensamos que algo terrible nos está ocurriendo, en lugar de codificar lo que nos pasa como una respuesta normal de nuestro cuerpo frente al estrés, podríamos entrar en pánico. La angustia que sentimos ante esa misma situación hace que nuestras sensaciones se incrementen, se hagan más intensas.

De nuevo las reinterpretamos y nos centramos en esas sensaciones, desencadenándose entonces pensamientos catastrofistas en los que la persona cree estar en peligro, formándose una espiral, una pescadilla que se muerde la cola. La espiral termina cuando la persona cree realmente que la situación está bajo control, o bien cuando el objeto de pánico desaparece.

FUENTES:

https://francgilo.wordpress.com/2017/03/30/el-descenso-tapering-en-el-maraton/

http://runfun.net/por-que-sentimos-ansiedad-previo-a-un-maraton/

http://www.runners.es/nutricion-salud/psicologia/articulo/consejos-para-controlar-el-estres-entrenamiento

http://amadag.com/crisis-de-ansiedad-b/?gclid=Cj0KCQjwvOzOBRDGARIsAICjxodl2vbm0p33qcmEhsaEhpfGmrCOGu_oaUw1GISZZL2oFf-vr-oBfCsaAqtsEALw_wcB

http://www.redalyc.org/html/727/72715219/

Anuncios